Alaska: La frontera salvaje

Siempre que me sucede igual, me pasa lo mismo. Y esto que parece un desgarro filosófico procedente desde lo mas profundo de un alma atormentada, viene a que no aprendo nunca la lección. Una vez más, me he empeñado en enfrentarme contra los elementos, el frío, la nieve, la montaña…

cucharilla-exit glacier

y una vez más, la montaña se ha empeñado en recordarme que yo soy mas de desiertos…

cucharilla- glaciar

El problema es que me encanta viajar a cualquier lugar fuera de temporada. Sé que si voy en verano, me van a decir que hace mucho calor y que en invierno es la mejor época, si viajo en invierno, que que pena, porque la primavera está llena de color y si lo planeo en primavera, me cuentan que en otoño es la temporada ideal para ver la danza de apareamiento del urogallo…(por cierto, impresionante, que yo he visto a uno en El Lateral intentando el mismo baile). Me da igual, veo menos cosas, lo sé, es todo mucho mas duro, sí, pero sigo viendo cosas increíbles, y son solo para mí.

cucharilla-exit glacier

Aunque para eso tenga que recorrer kilómetros, y muchos, con la nieve hasta mas allá de las rodillas. Además me había comprado ese chaquetón naranja, que me queda tan bien, y hace juego con mis ojos color miel de la granja de San Francisco, que tenia que buscar sitios fresquitos para lucirlo. Si, ya, le estoy sacando mucho provecho al abriguito, pa uno que tengo…

cucharilla- peninsula Kenai

De entre las muchas cosas que recomiendo hacer en Alaska, mi favorita NO es salir por la noche de copas, por lo menos donde yo fui. La vida salvaje a las mismas puertas de la ciudad es un reclamo para los aventureros, lo que multiplica la población masculina que triplica a la femenina. En realidad, se puede decir que en Alaska hay mas osos que mujeres, (y algunas de las mujeres que vimos eran menos femeninas que aquel oso con el que casi chocamos…)(conozco una muy guapa) ( mujer me refiero, no osa). Si encima sales con el checo a tomar una cerveza, la diversión esta asegurada…, una juerga vamos, un jajaja…

cucharilla-peninsula kenai 2

y jajaja…

cucharilla-no name island

Así que mejor vamos a ver la naturaleza en estado puro, que es a lo que Pavel y un servidor fuimos de brokeback mountain (pero que corra el aire). Se me había metido en la cabeza el monte MacKinley, en el Parque Nacional del Denali, paisajes increíbles, vida salvaje y grandes retos, así que con este reclamo, me fue fácil convencer al checo para acercarnos a verlo. Un poco mas difícil fue convencerle de que el temporal que atravesábamos, era tan solo una tormenta de verano pasajera…y que luego saldría el sol con mas fuerza, que para eso estábamos en mayo.

cucharilla- alaskan trucker

Solo nos cruzábamos por la carretera con los famosos alaskan truckers, unos tipos duros de pelar que atraviesan Alaska con sus camiones en unas condiciones extremas. Aprovechamos para seguir la estela que dejaban entre la nieve, aún así, no recuerdo cuantas veces nos salimos de la carretera y nos quedamos atrapados en la nieve.

cucharilla- alaskan truckers

No se si sabeis lo que es el permafrost. Son esas capas de hielo que con el transcurso de los años se han quedado duras como piedras. No os preocupéis, que os llevo a casa un ejemplo, porque después del frío que pasamos este día, mis orejas se han quedado así, permafrost.

cucharilla- glaciar3

Según indicaban las continuas señales de trafico DSC08311teníamos que estar alertas porque también nos podíamos cruzar con un gran número de abercrombies atravesando la carretera, un no parar, una cosa….

No os extrañe que pasados los días, cuando por fin vimos el primer alce, con la emoción, me entraron unas ganas enormes de abrazarle…

cucharilla-alce denali

Por cierto que esa cara de inteligente que tiene el bicho debe ser muy parecida a la que se me queda cada vez que alguien intenta explicarme lo de la prima de riesgo.

cucharilla-exit glacier2

Pero el sufrimiento mereció la pena, aquí teneis el monte Mackinley, el techo de América del Norte, 6194 metros. Parece como si hubiese querido recompensar nuestros esfuerzos apareciendo un instante entre las nubes para ocultarse minutos después, definitivamente, amenazador, por si nos daba por intentar subirlo. Aunque a mi ya hacía tiempo que se me habían pasado las ganas, y no habiendo cerca un español que me dijera eso de “ no hay h… pa subirlo“…

cucharilla- monte macKinley

Así que emprendimos de nuevo el camino en dirección sur, hacia la Peninsula de Kenai, pues la ruta que habíamos planeado estaba cortada por casi un metro de nieve (de espesor me refiero, que de largo habría sido muy fácil saltarla).

cucharilla- matanuska 1

Aunque la ruta alternativa que seguimos tampoco estaba muy allá. Creo que el turismo que alquilé, nuevecito con solo 100 millas que tenía el pobre, todavía no se ha recuperado del susto. No sé la de kilómetros que hicimos por el barro, atravesando ríos y zonas anegadas para poder llegar al Glaciar de Matanuska. Esa noche le di ración extra de gasolina súper, se lo había ganado.

cucharilla- glaciar alaska

Aquí me voy a explayar un poco con las fotos, pues el sitio lo merece, aunque como todo lo que me gusta en esta vida, esconde en su interior un grave peligro. Una vez mas, el suelo se hundió a nuestros pies estando a punto de caer en el interior de una gran grieta de afiladas paredes de hielo y profundidades abismales, de la que sólo gracias a nuestra gran preparación física y unos reflejos felinos pudimos escapar de una muerte segura.(Es posible que aquí se me haya ido un poco la mano al relatar cómo sucedieron los hechos…).

cucharilla- matanuska glacier

cucharilla-matanuska 2

Antes de seguir con el viaje, os voy a colocar una de esas fotos en las que abro el tarro de las esencias para que podais disfrutar de unas gotas de mi arte… Nunca bien comprendido, pero arte. Es un bosque de abedules, no sé porque pero últimamente me ha dado por pintarlos en todos mis cuadros.

cucharilla-abedules

Y mientras seguimos camino del sur, un poco de culturilla, ya sabeis que me gusta darle ese toque científico/ divulgativo, que luego me decís que no aprendéis nada con mi blog. cucharilla-kenai fjiords

No se si recordareis que Alaska fue vendida por los rusos a los americanos en 1867. Bueno, pues a pesar de que han pasado casi 150 años, todavía quedan vestigios de su pasado ruso, entre ellos, unas cuantas iglesias ortodoxas que agrupan a un considerable numero de descendientes de aquellos pobladores.

cucharilla- iglesia kenai

Esta iglesia es la del pueblo de Ninilchik. La aldea fue fundada por tres tramperos rusos, Smirnof, Strogonof y Gorbachov ( creo, es posible que los nombres me bailen un poco, porque como nos tuvimos que tomar unas cervezas in situ…) y sus descendientes siguen habitando la aldea. Nos invitaron a celebrar con ellos la Pascua Ortodoxa, que aceptamos encantados. Quiero decir encantados hasta que nos dijeron que la celebración era a las 3 de la madrugada, que fue justamente cuando me acordé que no podía porque a esa misma hora tenia no me acuerdo que…

cucharilla- iglesia ninilchik

cucharilla- barco kenai

Mas hacia el sur, en el extremo de la pensinsula de kenai se encuentra el pueblo pesquero de Homer. Allí las águilas, y sobre todo las Bald Eagle (o aguila calva, pero en español suena menos glamuroso), son tan abundantes como las palomas en la Plaza Mayor, aunque espero que con menos problemas intestinales que las de Madrid.

cucharilla- homer

No es por nada pero ni el mismísimo Felix Rodriguez de la Fuente consiguió una foto así cuando recorría las cárcavas tras la pista del lirón careto…

cucharilla- aguila homer

cucharilla- bald eagle

Esto no son águilas, pero tienen bastante más mala leche.

DSC07461

Seguis despiertos? Estais vivos?

Imagino que no, asi que os dejo por hoy, que soy consciente que me he enrollado mucho. El próximo día os doy un paseo en barca por los fiordos de la peninsula de Kenai

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Alaska: El Bosque fantasma

Acabo de llegar de Alaska, entusiasmado y agotado, y eso que, como me he ido con el checo, por fin he tenido un viaje tranquilito, sin contratiempos.

 cucharilla-Denali National Park
La verdad es que le he cogido cariño y todo al chaval, hacemos un buen equipo de viaje, el es excesivamente ordenado y organizado y yo….., pues también, lo que pasa es que me lío… Para que le conozcáis, adjunto una foto con el, que sé que hay gente que empieza a sospechar que estoy fatal y que lo del checo es un amigo imaginario que me he echado y que solo yo puedo ver, o que no es checo sino chica, pero por fin aqui podeis verle, haciendo el tonto junto a mi, es que no para, una cosa…
cucharilla
Lo malo es que le gusta imprimirle tal seguridad al viaje, que apenas nos suceden incidentes dignos de mención. Menos mal que para darle un poco de chispa nos quedamos atrapados en la nieve, también en el barro, ah, y una vez mas el suelo se hundió a nuestros pies en la grieta de un glaciar…Si acaso lo mas memorable fue nuestro encontronazo con un oso pardo que iba a sus cosas y no se fijaba ni por donde iba….Pero eso no os lo cuento, que luego mis lectores (que alguno hay) de La Tortuga dicen que soy un peliculero…
Cucharilla-Matanuska glacier
Pero como seguro que lo del oso no os lo vais a creer, voy a poner la foto que tuve tiempo de hacer antes de que oso, checo y cucharilla entráramos en un episodio de histeria colectiva, empezáramos a chillar y saliéramos corriendo hacia los cuatro puntos cardinales, (y eso que éramos tres…)
cucharilla-oso pardo
Pero bueno, hoy no quería contaros el viaje que eso lo haré la semana que viene, sino dedicarle esta entrada a un bosque muy especial. (Os aconsejo que pincheis en las fotos y las veáis en grande).
cucharilla-bosque fantasma 1
Este bosque murió en un terremoto que tuvo lugar el mismo día que a muchísimos kilómetros de distancia nacía alguien muy especial ( aquí hago un inciso para comentar que ese bebe era yo, clarostá). Que conste que no era mi intención armar tanto follón al nacer, que esperaba empezar a dar guerra con los años, pero a veces, ni yo mismo me controlo…
cucharilla-ghost forest
Aquel terremoto (me refiero al movimiento sísmico, no al niño) provocó que algunas zonas de la Peninsula de Kenai se hundieran de golpe mas de dos metros, quedando este bosque atrapado en el agua y petrificado, que por cierto es como me quedé yo cuando lo descubrí.
cucharilla-bosque fantasma 2
No sé, pero me sentía especialmente unido a este lugar, me impresionaba saber que estos árboles llevan muertos exactamente el mismo tiempo que yo llevo vivo. (Que por cierto, no fue hace tantos años, que aunque viendo este bosque pueda parecerlo, esto no ocurrió en el Paleozoico, ni siquiera cuando se estudiaba Preu en el colegio…)
cucharilla-ghost forest 2
Aqui, en un momento de despiste, me tomaron este robao. En el, se puede observar como la simbiosis hombre-arbol era poco menos que perfecta, y no me refiero a que a veces parezca un poco tocho como estos, o que debajo de la corteza haya serrín, me refiero a algo mas espiritual, que algunos cachocarneconojos no vais a entender.
cucharilla en ghost forest
Una vez mas, me cautivó el silencio del lugar. hay sitios que los quieres para ti, y deseas con todas tus fuerzas poder volver cada vez que lo necesites. Desde ahora este es uno de los mios,
cucharilla-ghost forest 4
Pavel y yo no separamos pues ambos queríamos descubrir el lugar en solitario. Fue increíble, pasé el resto de la tarde hablando con los arboles, (sobre todo el que mas hablaba era yo, que ellos era mas como que se fijaban y asentían), contándoles como había sido mi vida, mis sueños, mis inquietudes…
cucharilla-bosque fantasma 5
Y así conversando se nos echó la noche encima. Me habría quedado a dormir, si no hubiera sido porque estábamos a unos cuantos grados bajo cero, habia animales salvajes y todavía no me había repuesto del susto del oso y Pavel, que es mas de hotel, ya no me hablaba en inglés sino que rajaba en arameo porque se quería marchar de una vez. Este conjunto de circunstancias me devolvió a la realidad…
cucharilla-bosque kenai 2
Estas dos fotos son de otro bosque fantasma de Alaska, que no tengo ni idea de cuando ni como murieron, pero cumplen con una función literaria que desarrollé con profusión en todos los trabajos que hice durante mi carrera que es la de el relleno propiamente dicho.
cucharilla-bosque kenai
Volviendo a mi bosque favorito, con gran pena nos despedimos, recuerdos, lágrimas y promesas se agolpaban en nuestros corazones que palpitaban aceleradamente (me estoy especializando en poner estas frases eh) así que para apaciguar el dolor, quedé en volver a visitarles si tenía lugar otro terremoto, pero que mientras tanto me iba a recorrer otros mundos, que todavía me quedaba mucho por ver.
cucharilla-ghost forest 6
Y con esta última foto os dejo, espero que os haya gustado, a mí mucho. Me refiero a las fotos, que el texto ya se que no ha sido muy allá, pero probar a escribir unas cuantas líneas sobre unos troncos viejos sin tirar de wikipedia…misión imposible.

cucharilla-ghost forest 3

Anda, que os voy a colocar de verdad la foto con el checo, que entre lo de hablar con los árboles y el checo imaginario, vais a pensar que estoy pa que me vean.

DSC07235 - Versión 2

La semana que viene os contaré el viaje por Alaska, y voy a procurar ajustarme lo máximo posible a la realidad, sin apenas exagerar nada, nada, nada.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Islandia 2: Atrapado por el hielo.

Lo tengo decidido, nunca mais vuelvo a partir la historia en dos, que luego me entra una pereza enorme terminarla. Ademas, vengo encantado de Suiza, así que mi emoción por Islandia ha quedado casi diluida en mi, cada vez mas, memoria de pez. Ahora sueño con pasar los inviernos africanos y los veranos suizos, en Lucerna, subiéndome algunos de los 82 cuatromiles de los Alpes.

cucharilla-islandia 5

Aún así, como me había dejado los mejores sitios para el final, voy a terminar de contar la historia. Además, mi madre se quejaba de que las fotos de la otra entrada tenían poco color y eran muy desoladoras. Tú quieres color? pues tú tienes color

cucharilla-islandia 6

Volviendo a la historia que os iba a contar, trata de una aventura de amor y coraje, sufrimiento y resistencia, perseverancia, abnegación, desafio, riesgo, etc, etc…. Osea, que por mi mala cabeza, me metí de lleno en el glaciar de Svínafellsjokull  (nada mas y nada menos) y no sabeis los sufrimientos y peligros que tuve que afrontar para salir de él. Pa habernos matao, vamos.

cucharilla- glaciar 3

Pero antes de continuar, no vaya a ser que la aventura no consiga poneros los pelos de gallina, voy a rellenar la entrada enseñandoos una zona que desde que la ví, me siento como el Endurance, (el famoso navío de Shackleton): atrapado por el hielo. No sabéis lo que me costó alejarme de allí.

cucharilla-icebergs

Todo empezó una apacible mañana, al alba y con un viento flojo de levante…

cucharilla-nevada

… en la que a pesar de que yo no había ido a Islandia a luchar contra los elementos, decidí irme hacia el sur de la isla en busca de la aurora boreal. El plan era llegar por la ring road, que es una carretera espectacular (por el paisaje, que no por el estado de la carretera) hasta la bahía de Jokulsarlon, ver las luces del norte y regresar.

cucharilla- campos de lava

Conducir por la ring road es abrirse a un mundo nuevo de sensaciones provocadas por la caprichosa sucesión de indómitos campos de lava, majestuosas cascadas y glaciares de inquietante belleza (¡tóma frase¡, empiezo a sospechar que el colacao caducao tiene efectos secundarios…).

cucharilla-ring road

Otro tipo de sensaciones, si acaso más dolorosas, me las proporcionó la policía local. Extraño país éste, que pese a su pasado guerrero, ya no tiene Fuerzas Armadas… No se por qué, pero sospecho que el presupuesto que no gastan en defensa lo invierten en comprar radares de carretera última generación. Mas les valdría gastarse la pasta en comprar un par de misilillos nucleares, y dejarse de estos juguetitos, que me soplaron 22.000 pichiclines islandeses del ala por ir a 114km/h, una barbaridad, oiga.

Cucharilla-cascadas islandia

Aqui abajo fue exactamente donde me la pusieron, frente a éstos restos de la última erupción del Eyjafjallajökull, (como le llamamos por aquí cariñosamente). Alguno pensará que si te ponen una multa en un sitio tan bonito, no importa tanto y es indoloro. Pues ya está empíricamente demostrado, duele, y mucho…

cucharilla- erupcion islandia

Tras este atraco, paré en un restaurante a reponerme del susto. Ya había probado la carne de ballena ( y eso que estoy en contra de su caza) así que probé la carne de puffin, que es un pollo muy bonito pero que sabe a pescado. Nada nuevo, porque seguro que a mas de uno os han dado pollo con sabor a pescado o viceversa en algún restaurante chino de Madrid ( aquí, por poco dinero, podría haber ido la publicidad de su restaurante…).

Cucharilla-islandia 11

Bueno, que me salgo por la tangente, y yo lo que queria era traeros a la bahía de Jokulsarlon, el único sitio de Islandia desde el que está garantizado que se pueden ver icebergs desde la costa.

cucharilla-icebergs 2

CUCHARILLA-JOKULSARLON8

Además se pueden ver focas, que acuden a pescar, aunque las muy jodías solo aparecen cuando mas bajas la guardia. Esto es lo máximo que pude fotografiar.

cucharilla-foca

Al salir de la bahía, seguro que pensáis que ya no puede haber nada mas impactante que ésto, bueno, pues daros un paseo por la playa y me contais…

cucharilla-playa jokulsarlon

No me digais que no parece el decorado de un anuncio de Swarovski.

cucharilla-jokulsarlon6

Yo solo soñaba con meter este hielo milenario en una gran copa de balón, echar un chorrito de ginebra, removerlo con el dedo y disfrutar…  La ocasión se merece algo sibarita, algo así como Sloanes Gin Dry, la mejor ginebra del mundo para el hielo mas antiguo del mundo. Ays, hace tanto que no me dan un gintonic como es debido en Norfolk, que me lo tomaria aunque fuera para desayunar (sin mojar las galletas).

cucharilla-jokulsarlon 7

Y aquí va la aventura. Antes de regresar a Reykjavik y en contra de lo que aconsejaba el sentido común, que es bien sabido que es el menos común de todos los sentidos, decidí adentrarme en el interior de un glaciar. Necestaba sentir la sensacion de encontrarme sólo en medio de el.

cucharilla-lengua glaciar

Así que tras mucho esfuerzo, conseguí bajar por una pared casi vertical de placas de hielo y piedras sueltas hasta el interior de la lengua del glaciar.

cucharilla-glaciar 4

cucharilla- glaciar 2

Una vez abajo, decidí adentrarme un poco mas en el glaciar. Enseguida tuve que desistir porque mis botas apenas se aferraban al hielo. Si hubiera llevado mis náuticos…

Cucharilla- glaciar 5

Recuerdo en el interior, el continuo sonido del hielo al resquebrajarse. Era tan fuerte que al principio creí que era producido por les cabres que habría en las alturas. Realmente impresionante…e inquietante.

cucharilla-glaciar 6

No recuerdo el tiempo que me quedé disfrutando del momento, perdí la noción espacio temporal (que no significa que me quedé dormido). Después vino el regreso. El camino era muy peligroso. El suelo engañaba y lo marrón, que parecía que ‟era casa” y estabas a salvo, escondía en realidad una capa de hielo que podía romperse en cualquier momento. Hay zonas de este glaciar, el mas grande de Europa, en que la capa de hielo va desde escasos milímetros a los mil metros de profundidad. Me daba un poco de vértigo pensar en ello.

cucharilla-capa hielo

Poco antes de llegar a la pared vertical, la nieve del suelo se hundió ante mi. Menos mal que había tomado precauciones, pues a mis pies se abrió una grieta helada muy profunda y me quedé literalmente colgado en ella. Si hubiera caído en el interior de la grieta habría sido el final, me veía convertido convertido en un polo de naranja (por el abrigo).

cucharilla- glaciar 8

Llevaba el teléfono para llamar a los servicios de rescate en caso de urgencia, pero claro, estaba yo para acordarme del nombre del glaciar. Svinafesjokull, ahora que lo veo escrito parece mas fácil…

cucharilla- glaciar 10Así que me encontraba solo ante el peligro, con las uñas de manos y pieses clavadas en el hielo. (Por eso no hay foto, estaba yo para coger la cámara). Me pasé las dos horas siguientes hincando uñas, rodillas y premolares en el hielo hasta llegar a la pared vertical por la que había descendido. Lo había conseguido. Estaba salvado¡¡ Entonces si que saqué la cámara.

cucharilla-glaciar svinafesjokull

Ya en el coche, y con la calefacción al 4 para recuperarme, emprendí el camino de regreso a Rejkiavik. La vuelta, pues ya os la podéis imaginar, aburridísima… más cataratas, campos de lava, eclosiones de color, glaciares, radares, etc etc

cucharilla- Svartifoss

Y esta ha sido la historia. Os dije que no daba mucho de sí, no sé que esperabais, pero como podeis imaginar, en persona y con una cerveza de por medio, la cuento mucho mas amena (y exagerada), claro.

Bueno, y como escribía hace poco un amigo en su facebook, como veis, ‟Al final, todo sale bien, y si no ha salido bien es que todavía no es el final”. O algo así…que me liao.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Islandia: Fuego, Hielo, Agua y Viento

Como sé que os he tenido en un sin vivir pensando cual podía ser mi próximo destino por la pati, os escribo rápidamente para deciros que acabo de llegar de Islandia.

He mantenido mi viaje tan en secreto que ni las lineas aéreas parecian haberse enterado de mi destino final. He acumulado durante el viaje un total de 17 horas de retraso en 4 conexiones, sufrido 3 cambios de destino, atravesado 4 cambios horarios, desayunado tres veces seguidas (bueno, esto tampoco ha sido tan malo) y me han perdido una maleta (esto si que lo ha sido). Vamos, que solo les ha faltado hacerme mártir por detrás para estar tipificado como ensañamiento.

Como veis, no ha sido un camino de rosas. Para colmo, estas reuniones han sido especialmente espesas para mi.

Como imagino que ya debo haber enternecido vuestros pétreos corazones con mi sufrimiento, os dire que no os preocupéis por mi, que aguanto estoicamente lo que me depare la suerte, pues la recompensa a mis penares es siempre mucho mayor que el precio pagado y ahora lo vais a ver.

Los paisajes que he ido descubriendo me han dejado permanentemente boquiabierto y las conferencias a las que he asistido…pues también. (Aunque en este caso, a mi me parece que eran bostezos).

No se ni por donde empezar, los campos de lava, las cascadas, los glaciares, los icebergs, los geiseres… Aunque a lo mejor preferís que empiece haciendo un resumen de mis reuniones, no tenéis mas que pedirlo.

Como no consigo decidirme entre las fotos que he hecho, voy a escribir un par de entradas, y dejaré lo que más me ha gustado para el final.

La acción conjunta de cuatro elementos, agua, fuego, frío y viento, y unos cuantos millones de años, son los culpables de tanta maravilla. La serena belleza que aporta mi imagen, no hace sino completar el cuadro.

Aquí el hombre no ha hecho otra cosa que subsistir ante el ataque de estos cuatro elementos. Vi una película en el avión, de esas basadas en hechos reales (como las  de antena3 a la hora de la siesta) sobre un ejemplo de supervivencia llevada al extremo:

Es la historia de un pescador que sobrevivió al naufragio de su barco, en plena noche de invierno, y nadó ( o naduvo) en estas gélidas aguas durante seis horas hasta alcanzar la costa.

Y después anduvo ( o andó) descalzo durante otras dos horas entre los campos de lava hasta alcanzar una población. Agradecí mucho que la película estuviera en islandés, para así poder coger mejor los matices, que a menudo se pierden con la traducción… Os la recomiendo, sobre todo a los amantes del cine para minorías.

Por eso me ha gustado tanto (la isla, la peli ni os cuento), porque la vida es tan dura que pone a prueba la capacidad de adaptación del hombre. Y me gusta ver hasta donde es capaz el hombre de aguantar para sobrevivir ( “mayormente” si el que sufre no soy yo, vamos).

Aunque poco habria podido hacer el hombre sin la ayuda del caballo islandes. Dicen que son famosos por su gran dureza y por tener un aire especial al galope. No se permite la entrada de caballos de otras razas en la isla, para mantener la pureza de la raza. Están tan orgullosos que cualquiera les dice que yo un poco gordos, si que los veo…

Es por estas condiciones extremas de las que os hablaba, que el invierno no es la mejor época del año para visitar esta isla: muchos sitios no son accesibles hasta el mes de mayo, hay menos horas de luz, hace un frio que pela… pero tiene otras ventajas.

A mi se me ocurren dos, es la epoca de las auroras boreales y la ausencia de turistas (aunque nunca me quiero dar cuenta de que si no hay turistas, por algo será…)

Y los pocos turistas que hay, permanecen a remojo en las aguas termales de Blue Lagoon,

Pero yo necesito mucho mas, así que alquilé un coche, no sin antes asegurar a la rentalcar que no iba a circular fuera de asfalto…(Cómo? , Yo? Fuera de asfalto?…por favor¡¡¡…)

Yo no queria, pero Juan Carlos se empeñó en que teníamos que ir al glaciar de Langjokull, para comprobar la resistencia de sus zapatos nuevos en terrenos extremos

También se empeñó en salir de copas por la noche, y aunque a regañadientes, consiguió sacarme…Desgraciadamente, los bares estaban repletos de vikingas impresionantes celebrando despedidas de solteras ( esto último es cosecha propia, que a veces no se diferenciar bien entre el mundo de lo onírico y el real…) que armaban tanto follón que no podíamos hablar tranquilamente de trabajo (que era en realidad lo que mas nos apetecía), asi que nos retiramos pronto al hotel.

Alguna de las maravillas mas abundantes, signifivativas y accesibles del país, son las cascadas. Como por ejemplo las cataratas de Seljalndsfoss. Por cierto esto que parece un dibujo al carboncillo es mi gran aportación al mundo de la fotografía. Mirar las casitas de la izquierda que monas…

O las de Skogafoss. De estas las hay a cientos por el tramo sur de la ring road. Para llegar a Jokulsarlon, mi destino del día, a tan solo 300 kilómetros de la capital, tarde casi seis horas, porque sentía la necesidad de pararme cada cinco minutos a disfrutar del paisaje. He observado que al pie de cada salto de agua suele haber una casita. Sospecho que las ponen ahí para ahorrar en el agua de la ducha, bueno y en el jabón, porque con lo fría que está no creo que se duchen muy a menudo…

En fin, como veis, esto de las cascadas es lo que tiene, vista una, vistas todas, verdad? Todas son iguales…

Pero como hay algunas mas iguales que otras, me voy a explayar un poco con estas de Gullfoss.

Y os dejo con una adivinanza:

Es de madrugada y os encontráis con alguien que va todavía con traje de fiesta, tiene la mirada perdida y el suelo está lleno de hielos…Quien es?

Seguro que enseguida direis que es uno que se le ha ido la juerga de anoche de las manos, verdad?

Pues no, es un pingüino¡¡¡

Porque digo yo que esto sera un pingüino, que lo veo yo que va muy arreglao para ser un cormorán…

Y ahora si que termino, seguire la semana que viene. Como os dije, reservo lo que mas me ha gustado para el final.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

USA﹕Las dunas de los States.

Tengo que reconocer que por tres veces consecutivas la montaña me ha vencido. Tres veces, tres, he tenido que abandonar el objetivo de mi viaje por culpa de la p… nieve (p de pura, ojo). En la penúltima de ellas, terminé con el coche abandonado en mitad de las Rocosas, empapado, helado, solo y con la nieve cubriéndome hasta los mismísimos. Fue entonces cuando ví la luz, recapacité y se me escapó un ‟pero que co….(co de corcholis, ojo) pinto yo aquí, si lo mio no es la montaña, que yo soy mas de desiertos…¡¡” 

Así que en las tres ocasiones abandoné la montaña en busca del desierto, y suerte tuve que siempre encontré alguna duna cerca donde poder recuperarme del frío, tumbarme al calorcito y entregarme a mis profundidades espirituales.

No se por qué me gusta tanto estar entre las dunas, bueno, si lo sé. A veces me siento como Mano Dayak el líder rebelde targuí que escribió aquello de que nació con arena entre los ojos. A mi no se me metió arena entre los ojos, sino que fue el viento, aquel Irifi que soplaba por Villa Cisneros, en nuestro antiguo Sahara, el que a través de los oídos se coló dentro de mí siendo muy pequeño, y que ya no sabe como salir…

Ese viento sahariano que aquel entonces me provocó una fuerte y laaarga otitis, hoy se entretiene descolocando mis hormonas. Tan variables que me hacen pasar en cuestion de minutos de llorar desconsolado por la muerte de Chanquete a afrontar con tranquilidad los peligros mas insospechados…

Pero sobre todo, siempre, siempre, me conduce de regreso a las dunas…

Una de las veces dí con mis huesos en la Gran Duna de Colorado. Un sucedáneo de erg, como podeis ver en las fotos, pero que al menos pudo calmar mis ansias de estar otra vez en África..  

La vez que no pude llegar a ver el Grand Sequoia National Park, mitigué mis penas en las dunas del Desert Valley.

Y la tercera vez, mirar en que dunas encontré refugio. Recuerdo que estaba tan emocionado que se me olvidó que habia ido para olvidar que no había podido ver otro sitio que ya no me acuerdo cual era.(que lío, y eso que, aunque no lo parezca esta frase la he escrito a palo seco, sin mi gin tonic en copa de balón) ( con el gin tonic me salen con rima).

Tampoco me acuerdo de lo que tardé en llegar hasta ellas, no es que estuvieran muy lejos, no, que va, es que en un tramo de la carretera me encontré con este cartel…

…que está clarísimo que quiere decir que prohibido adelantar tortugas en las proximas seis millas. Y como el Sherif Lobo ya había tenido a bien quitarme 4 puntos de carné en Colorado… , pues reduje al máximo la velocidad para no adelantar ni una, menudo soy yo cumpliendo las normas¡. En fin, que este tramo se me hizo un pelin mas largo.

Pero mereció la pena.

Estas dunas se encuentran en Nuevo Méjico y los españoles que las descubrieron, en un arrebato de imaginación las llamaron Arenas Blancas, dejando chafados a los Apaches que por aquí habitan y que ya estaban pensando en un nombre mas poético como ‟Montañas de libertad que cabalgan con el viento por la verdes praderas de Manitú…”. Nuestro nombre se me antoja un pelín mas práctico, sobre todo para buscarlo en google.

Como decía antes, este es territorio apache, de la tribu de los Mescaleros. Esta vez no intenté conversar con ninguno, porque ademas de que no les tenia yo el deje cogido a los apaches, todavía me dolían las manos de hablar en inglés con los Navajos de mi entrada anterior

Ademas, tampoco me crucé con nadie en todo el día. Es increible que un sitio así, se encuentre mas desangelado que mi nevera de Norfolk. Lo prefiero mil veces, pero esta vez me las ví y me las deseé para poder sacarme uno de los ”robaos” que siempre me gusta poneros. Quizás haya sido mejor así, nadie como yo mismo para saber captar toda mi belleza en plena ebullición.

El limite norte de esta zona coincide con el limite sur de la zona de prueba de misiles White Sand. De hecho, aqui fue donde se probó la primera bomba atomica. Hay que estar pendiente de no venir los dias de lanzamiento de misiles, porque cierran la zona por seguridad y no hay quien pase. A ver si va a ser por eso que aqui hoy no hay nadie, o a lo mejor me he liao y me he metido en la zona de caida de proyectiles. Anda que…lo que me faltaba, que hubiera radiacion en la zona y verme convertido en un gusiluz.

Aproveché que habia alquilado una bici para la otra zona que queria recorrer, y me pegué uno de los recorridos en bici mas divertidos que he hecho nunca. No pongo foto del evento, porque soy consciente que solo hay una cosa que me queda peor que el casco de ciclista, y es el gorro de natación. Dice mi amigo Carlos que con el de nadar me parezco a Gollum, el del señor de los anillos, y no se yo si le falta razón. Asi que por si acaso, no hay foto que valga.

Entre las dunas es fácil ver linces, zorros, coyotes, ratas canguro, etc, te puedes hartar de verlos, hay carteles con fotos de ellos por todos los lados. Ahora bien, lo que es verlos en carne y hueso, ahi ya me lié un poco con el número total de animales vistos, y como siempre, no recuerdo bien si en total vi uno o ninguno.

Por ver, no vi ni al famoso escarabajo negro, muy numeroso y fácil de ver entre tanta blancura. Seguro que si viene alguien que yo me se, que ha viajado en alguno de mis grupos por Africa, se tropieza con unos cuantos.

Bueno, y con esto os dejo por hoy. Como reconozco que algo cabezota si que soy y me niego a darme por vencido ante un poco de nieve, la semana que viene me voy a un sitio muy lejos, muy frío y con mucha nieve…a ver que pasa esta vez. Es una sorpresa, pero ya veréis que sitio mas increíble. Eso sí, tendréis que esperar a que cuelgue mi entrada.

 

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

USA: Las Badlands de Nuevo México.

Definitivamente, ya es oficial, la Navidad ha terminado. Al menos mi vecino quitó el otro día los adornos de casa, digo yo que será por algo…Así que para mitigar la depresión que me había causado tan triste noticia, decidí realizar uno de mis agotadores ( y no exentos de aventura) viajes relámpagos.

Además, llevaba días dándole vueltas a las “badlands” de Nuevo Mexico. Vais a ver porqué…

No las busquéis en las guías, no aparecen, nadie las conoce, no hay carreteras que lleven alí, ni mapas, ni carteles indicadores, ni visitas programadas, ni esta cerca de ningún sitio, ni etc, etc. Pero a mi me daba igual, ya hacia tiempo que se me habian metido en la cabeza…

y cuando a mí se me mete algo en la cabeza

Además, como decimos en Portugal ( y eso que no soy de allí…): “A sorte protege aos audaces”. Así que cogí carretera y manta y me fui en búsqueda de esta lugar. Menos mal que esta vez la nieve era poca y no me iba a volver a impedir el viaje.

El nombre local de la zona que buscaba eran las Bisti Badlands, y son un conjunto de zonas increíbles, repartidas por todo el territorio Chaco de la antigua Cultura Anasazi, y habitados después por las tribus indias de los Navajos y los Pueblo…

Y llegados a este punto, dejo wikipedia (que Martínez se me está durmiendooo…) y paso a enseñaros lo que ví.


Y como se que os está entrando la duda de cómo llegué hasta allí, os diré que no fue fácil, pero conseguí un mapa y yo se interpretarlos ( no como otr@s que yo me se, para los que un mapa es mas o menos lo mismo que un papiro etrusco).

Bueno, además del mapa reconozco que tuve que preguntar a algún que otro indio navajo que encontré por el camino (por cierto, ser falso que yo hablar inglés como los indios, ninguno mi entender…).

La primera zona que os voy a enseñar se llama De Na Zin, y no llevaba cinco minutos en ella cuando se me apareció esta tropilla de caballos salvajes Mustang.

Después de ver esto, ya había merecido la pena el viaje y no me importaba regresar, estaba convencido de que no iba a ver nada mas impactante.

Pero claro, a los mustang les siguió esto, en la zona de Ah Shis Lepah

Así que decidí continuar el viaje, no vaya a ser que aparecieran otras maravillas como esta otra.

Por cierto que luego volví a encontrarme con otro grupo de Mustang, a los que aprovechando mis conocimientos de cuando era joven castor en los scouts, me conseguí acercar sin que apenas se dieran cuenta…

Para cuando me trasladé a la zona final de las Bisti Badlands, ya ni me podía ni me quería mover del sitio, estaba completamente atrapado por la belleza de la zona, así que me eché en una roca a contemplar el paisaje y esperar el atardecer.

Y no me quedé a dormir porque tenía reservada habitación en el motel de Norman Bates ( el de Psicosis). Y si no era su hotel, era el de “herederos de Norman Bates”, porque algo de miedo si que daba…

Y ahora un poco de culturilla. Esto que os pongo abajo se conocen como “hoodoos”, que nadie sabe que significa. Parece ser que etimologicamente deriva del castellano. Cuenta la leyenda que el primero en descubrirlo fue el explorador español Juan de Oñate, que cuando vió esta zona se le escapó un: “Jóodóo  Maño, quééseto” ? y de ahi fue derivando el vocablo hasta convertirse en hoodoo. No os preocupeis, que voy a seguir documentandome sobre el tema.

y no sabes lo tranquilito que me he quedado despues de soltar esta gili…z, asi que voy a seguir poniendoos fotos de la zona a ver que os parecen.

A mi me recuerda un poco a la Ciudad Encantada de Cuenca, que visité siendo scout, hace mil años, cuando era un pelín mas maduro…

La verdad es que no tengo mas remedio que reconocer que me declaro incapaz de describir esto, casi va a ser mejor que veais las fotos, y que me calle de una vez.

Saltando de roca en roca me sentía igual que este Mustang al galope, libre como el viento, (esta cursiladilla que se me ha ocurrido a mi solito, es para que podais apreciar la vena poética que me entró en esta zona, jeje).

bueno aqui van alguna afoto mas. Ay que ver lo que me cuesta estar calladito.

Y todo para nada, porque al final, cuando llegué a casa, agotado del viaje, lo primero que me encuentro es que el vecino ha cambiado los adornos de Navidad por los de San Valentin, y está todo lleno de corazones, ositos y frases cursis….a ver lo que duran. ( lo que duran los adornos, me refiero, no la pareja)

Es o no es motivo para estar desolado?

Y aqui os dejo por hoy, con algunas fotos mas, porque no sabeis lo que me ha costado decidir cual os ponia. Hasta la próxima, sed buenos

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

USA: Death Valley

“Te gustaría un viaje al infierno? Ven a Death Valley, tiene todas las ventajas del infierno y ninguno de sus inconvenientes”.

Así anunciaban este valle hace un siglo, en plena fiebre del oro. Os podeis imaginar que con semejante anuncio yo no podia sino sentirme irremisiblemente atraido hacia este lugar.

Pero para mi que he llegado un pelin tarde, como que 100 años mas o menos

Esto es lo que queda  de las juergas en aquellas ciudades mineras donde vivía gente dura y sin escrúpulos, que  antes de terminar el dia se habia gastado el oro encontrado por la mañana en whisky y mujeres. Y otros, incluso lo malgastaban…que pa todo hay.

Por lo demas si que debe ser todavía un poco parecido al infierno, que por algo es una zona en donde se alcanzan limites extremos:

Es la tercera depresion mas profunda de la tierra, junto con el mar muerto y el lago assal (anda, he estado en las 3). La cuarta depresion mas profunda del mundo es la que me entra los domingos por la tarde cuando pienso que el lunes tengo que meterme en un despacho…

Y tiene tambien el record de haber alcanzado la temperatura mas alta de la historia, seguido de cerca por el desierto Libio

Realmente hace mas calor en pleno mes de junio en el campo de maniobras de San Gregorio en Zaragoza, pero se mantiene en secreto, no vaya a ser que se llene de turistas

Volviendo al valle, parece un contrasentido que se llame valle de la muerte, y sea el unico lugar del mundo en que hasta las piedras estan vivas. Es un misterio sin resolver porqué algunas piedras, (algunas llegan a pesar mas de 200kg), se desplazan solas cientos de metros a lo largo del valle.

Hice una foto a una de las piedras, pero me salió movida, asi que os he colocado esta foto que no tiene nada que ver pero me gusta mas.

Hay varias zonas dentro del valle que desde ya han pasado a mi lista de lugares increibles favoritos, que sé que ni el paso del tiempo me va a poder borrar de la memoria

El primero es zabrinsky point, ver esto ya ha hecho que merezca la pena las 39 horas de viaje que tuve ( un día desvelaré mi odisea)

Y el segundo es the artist palette,


Destacan estos dos sitios, pero esta lleno de lugares increibles donde sentarse sencillamente a disfrutar del paisaje.

A mi, que ya me vais conociendo, me gusta especialmente sentarme frente a las dunas. No me canso de mirarlas.

Frente a ellas, aprovecho para reflexionar e intentar dar respuesta a mis grandes preguntas existenciales: quien soy de verdad, a donde quiero llegar, que quiero ser de mayor, cada cuanto tiempo habrá que echar a lavar la funda del edredon, etcetc.


Que no solo uso esta cabeza para llevar una hermosa mata de pelo rubio
Y despues de estas profundidades mentales fruto de mi gran riqueza espiritual, continúo con la marcha hacia otra zona que me invite a quedarme y seguir buscando respuestas…

Y como veo que me he enrollado demasiado, y teneis que seguir currando que asi no hay quien levante España, os dejo con unos consejos fotograficos, y algunas de mis creaciones, a ver si os gustan

Para hacer esta foto quise usar un gran angular, con alta velocidad de exposicion, etc, pero me lié con las instrucciones de la camara ( questán en todos los idiomas menos en español porque saben que nunca las leemos) y al final le di al automatico, y mirar lo q salió.

Hay que aprovechar las ultimas horas del día. La última tarde quise regresar a zabriski point a la puesta de sol, pero no tuve en cuenta  el solsticio de invierno, la distancia al ecuador, la epoca del año, el horario gmt, las montañas de enfrente… vamos, que llegué tarde, pero a pesar de ello mirar que maravilla.

Poco a poco iré colocando mas consejos fotográficos, a ver si soy capaz de hacer de vosotros un fotograf@ como está mandao.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario